El jamón serrano es uno de los alimentos más característicos y valiosos de España, es un producto que define nuestra cultura, ya desde la antigüedad el cerdo y el jamón eran algo valioso. Hoy en día es uno de los alimentos más consumidos en España (un español come de media 5 Kg. de jamón al año). Esto se debe a que además de tener un preciado sabor, es muy adecuado para la salud, y muy fácil de combinar con todo tipo de comidas. Posee un buen equilibrio de ácidos grasos, de similar naturaleza que las del aceite de oliva. Además, pese a que está curado en sal, apenas contiene este mineral.

Existen diversas clases de jamón en el mercado en función de la raza de los cerdos, de la alimentación del animal o del tiempo de curación de la pieza.

El jamón serrano, con su característica forma redondeada, se elabora con carne de cerdos blancos casi magra y concentrándose la grasa principalmente bajo la piel.

Descripción

Para la elaboración del jamón serrano se siguen métodos tradicionales como el salado colocando las piezas unas al lado de otras y en varias filas para cubrirlas de sal dejándolos durante un máximo de 14 días. Posteriormente se cambian de orden para poner los de abajo arriba y los de arriba, abajo. De nuevo se pueden volver a cubrir con sal si fuera necesario.

A continuación se sacan de la sal para someter las piezas de jamón a un proceso para igualar la concentración de sal en el jamón ya que al principio esta se encuentra en la parte exterior y debe distribuirse uniformemente por toda la pieza, esta fase que dura de 45 a 90 días en función del estado de cada pieza de jamón serrano. Posteriormente se procede a eliminar la sal mediante un lavado con agua tibia.

Finalmente, se produce la fase de curación que es cuando el jamón desarrolla todo su aroma y sabor que le confiere su calidad. El proceso se extiende durante un mínimo de seis meses, completando una maduración mínima de 11 meses desde el inicio del proceso.

La raza de cerdos que utilizamos para obtener las piezas ofrece una carne que tiene como característica principal una muy buena infiltración de grasa lo que la hace perfecta para el trasformado de jamón.

Los jamones que elaboramos destacan por su carne de sabor delicado, poco salado y de un aroma muy agradable y característico y una textura homogénea, poco fibrosa y sin reblandecimiento.

Ofrecemos un jamón de gran calidad y sin alergenos que ha sido sometido a un proceso de secado durante varios meses y lo ofrecemos a nuestros clientes envasado al vacío y deshuesado con un peso aproximadamente de 1,80 Kg- 2,0 Kg presentando así una forma limpia y fácil para consumirlo luego del proceso de elaboración, curación y envejecimiento.

 

¡ Pídenos presupuesto sin compromiso !

Recetas con Jamón Serrano


Corvina sobre Crema de Zanahoria Asada y Aceite de Jamón Serrano
Croquetas de Jamón Serrano
Bombones de Jamón con Mermelada de Tomate
Revuelto de Grelos y Jamón Serrano
Truchas con Jamón Gallego
Setas Salteadas con Jamón
Pechugas Rellenas de Jamón Serrano
Bocados de Calabacín, Jamón y Queso
Ver también diferentes
  • Envasados al vacío
  • << Volver a la lista